• Español
  • English

Enfermedades autoinmunes y fertilidad

Definimos como “Enfermedad Autoinmune” a la alteración causada por el sistema inmunitario que ataca las células del propio organismo.

Las enfermedades autoinmunes pueden presentarse a cualquier edad, siendo más frecuentes entre la población femenina y tienen un gran impacto en la etapa reproductiva. Estas mujeres son pacientes que requieren una especial atención por el reumatólogo y el ginecólogo si buscan un embarazo. Con un riguroso control por parte de reumatólogos y obstetras, la mayoría de estas mujeres pueden tener un embarazo que finalice con el nacimiento de un niño sano.

En nuestro centro, contamos con un equipo multidisciplinar constituido por ginecólogos y reumatólogos especializados en el asesoramiento, asistencia y control de las pacientes con enfermedades autoinmunes para tratamientos anticonceptivos, pacientes que han presentado fallos reproductivos o aquellas que precisen técnicas de Reproducción asistida y un riguroso control durante la gestación.

¿Cuáles son los efectos de la Enfermedad Reumática en el embarazo?

Un problema importante es el Lupus neonatal y el bloqueo cardíaco congénito en los niños nacidos de madres con Anticuerpos anti-Ro/La. El lupus neonatal se caracteriza por lesiones cutáneas, afectación de los enzimas hepáticos y citopenia. El cuadro es autolimitado y desaparece en unos 6 meses.

Esta patología cardíaca congénita del neonato se presenta en un 1-2 % de los embarazos de madres con Ac anti-Ro/La, más frecuente en pacientes con Lupus y Síndrome de Sjögren. Los anticuerpos anti-Ro pueden ingresar en el sistema circulatorio del feto y ocasionar alteraciones en el ritmo cardíaco fetal. Este bloqueo atrioventricular puede hacerse evidente intraútero, en el momento del parto o en las tres primeras semanas del período neonatal. Es constante y requiere la implantación de un marcapasos permanente.

El ecocardiograma y el electrocardiograma fetal son las técnicas más apropiadas para demostrar la presencia de miocarditis y bloqueo cardiaco.

Por lo tanto, las mujeres con anticuerpos anti-Ro deben tener un seguimiento exhaustivo durante el embarazo y se realizarán periódicamente electrocardiogramas al feto.

¿Cuál debe ser el seguimiento de las mujeres embarazadas con Enfermedad Reumática?

Las mujeres con enfermedades reumáticas que deseen tener un embarazo, deben realizar una consulta preconcepcional con el reumatólogo y el obstetra para conocer su riesgo especifico. Los especialistas valorarán el grado de actividad de la enfermedad, que ha de estar bien controlada durante un mínimo de 3 a 6 meses antes de intentar el embarazo. Además el reumatólogo valorará la necesidad de reajustar el tratamiento, utilizando en la medida de lo posible, fármacos que la mantengan controlada y al mismo tiempo no afecten al desarrollo fetal.

La ecografía obstétrica es el procedimiento diagnóstico de elección para el estudio del bienestar fetal en las pacientes con Enfermedades Autoinmunes.

Estas patologías pueden producir una alteración de la vascularización útero-placentaria que provoque una disminución de la perfusión sanguínea fetal dando lugar a una situación de hipoxia que afecte al desarrollo neurológico del feto y a su crecimiento. Estos cambios hemodinámicos fetales pueden detectarse mediante la tecnología doppler, a través de la medición de la resistencia vascular en el territorio de la arteria uterina, la arteria umbilical, la arteria cerebral media y el ductus venoso.

El doppler de la arteria cerebral media nos aporta información sobre la perfusión cerebral fetal y el doppler del ductus venoso es una prueba clave para la evaluación de la función cardíaca fetal.

Asimismo la ecografía selectiva del corazón hace posible la monitorización del ritmo cardiaco fetal y detección del bloqueo cardíaco que puede resultar de la existencia de Ac anti-Ro y anti La en la circulación fetal.